Los pueblos de Ultzama | Iraizotz / Iráizoz

IRAIZOTZ / IRÁIZOZ
Iraizotz es uno de los concejos que componen el ayuntamiento del Valle de Ultzama, tiene una extensión de 6,08 km2 y limita al Norte con Alcotz, al Sur con Zenotz, al Este con Lozen y al Oeste con Larraintzar. Está situado al pie del monte Arañoz (838 y 815 m.), a 559 m. de altura, en la orilla izquierda del río Ultzama. La población del concejo, en 2016 era de 258 habitantes, siendo por ello el concejo con mayor número de habitantes (fuente: INE).

Calle principal de Iraizotz
IMÁGENES DE IRAIZOTZ
ALGUNOS DETALLES HISTÓRICOS SOBRE IRAIZOTZ

Probablemente el nombre Iraizotz indica “lugar propiedad de una persona llamada Iraiz-”. De Iraiz- + -otz, siendo el primer elemento un nombre de persona no identificado y el segundo un sufijo que indica propiedad. La pronunciación popular de este pueblo a veces ha sido: Irazoitz, o incluso Irezoitz. En la cercana localidad de Latasa hay datos de pronunciación diferente, utilizando el nombre Iresuis.

En 1823 se constituyó la Fundación Maestría de Iraizoz, por parte de Miguel Tomás de Arístegui, con la finalidad inicial de proporcionar la enseñanza primaria gratuita a los niños de la localidad, junto con los niños de Alcotz y Arraitz. La fundación y los tres pueblos sufragaban los costes del sueldo de los dos profesores: el maestro del alumnado masculino recibía 3.500 reales al año por atender unos cincuenta alumnos, y escuela de niñas, a la que asistían 30 y cuya maestra recibía 1.150 reales. Posteriormente, y una vez conseguido este objetivo por vía oficial, sus rentas se destinaron a financiar clases de labor, corte y confección; mantuvo esta actividad hasta finales del siglo XX.

En documentación que data de 1847 aparece mencionado que Iraizotz tenía ayuntamiento propio, aunque a veces se reunía con el Ayuntamiento General del Valle de Ultzama. Tras la reforma municipal del siglo XIX Iraizotz quedó incorporado al municipio del Valle de Ultzama.

En el siglo XIX era frecuentemente dedicarse a la producción de carbón y al trabajo de la madera, en escala relativamente importante, para conducir a Pamplona tales productos; en esta época los vecinos de Iraizotz recibían el correo desde la capital tres veces por semana y no tenían más caminos que los locales de herradura, en mal estado.

Uno de los personajes ilustres fue el Padre Policarpo de Iraizotz, (Iraizotz, 1897 – Lecaroz, 1980). Religioso capuchino, de nombre civil Agustín Zarranz Bermejo. Fue un reputado lingüista y escritor en latín, castellano y euskara. Vistió el hábito en 1912 y fue ordenado en 1921. Estudió filología románica en Zürich, más tarde residió en Pamplona, dedicado al ministerio en castellano y euskara y colaborando en la revista “Zeruko Argia”; marchó a Lecaroz, donde enseñó letras; y en 1949 fue llamado a Roma como vicesecretario de lengua española; en 1952 fue nombrado secretario general de la Orden. Siguió viviendo en la curia como latinista y secretario de lengua española. Los méritos hacia la Orden y diversas instituciones romanas fueron puestos de relieve por el ministerio general en su despedida en 1972; presentado como “modelo de oficial de curia”; corrector consumado de libros litúrgicos de la Orden y de la Iglesia. Desde 1972-1980 residió en Lecaroz, dedicado al estudio. Fue lingüista poeta galardonado en euskara, miembro de la Academia Vasca. Tradujo estudios y libros como los del P. Felder.

Padre Policarpo de Iraizotz
ARTE

En cuanto a la arquitectura civil es interesante la existencia de una casa-torre gótica y varias casonas fechadas por las inscripciones de sus portadas en el siglo XVIII.  También existe en la parte baja del pueblo, en su calle principal, una fuente con pila octogonal y pilar también ochavado, a la que se adosa un “aska” alargada. Lleva una inscripción que la fecha en el año 1906.

La parroquia está consagrada a San Martín de Tours. Se trata de un templo moderno, construido en el siglo XIX pero que sigue parámetros propios del estilo barroco. Al parecer se erigió a expensas de la familia Aristregui, hacia 1827 y a cargo del arquitecto de Arribe Domingo de Aldecoa. La planta es de cruz latina, con dos tramos amplios, transepto marcado en planta y cabecera terminada en testero recto. A esta cabecera se adosan dos estancias que colmatan los ángulos que marcan los brazos del transepto, y de las cuales una es utilizada como sacristía, en el lado de la Epístola. Un pórtico se adosa por el mismo lado, ocupando los dos tramos de la nave y cobijando la puerta, que se abre en el segundo de ellos. Por el lado del Evangelio se aprecia así mismo un cuerpo para las escaleras, así como la torre, de planta cuadrada.

El interior va presidido por un retablo mayor neoclásico del XIX, con una imagen de San Martín de la misma época. Debió de sustituir a un retablo romanista obra de Miguel de Espinal. Cerca se observa la pila bautismal medieval, en piedra, con fuste cilíndrico y copa también cilíndrica decorada con arquerías que enmarcan flores cuatripétalas. En el lado del Evangelio se emplaza el retablo de la Virgen de Lourdes, barroco de la primera mitad del siglo XVII, que procede de la iglesia de Otano (Valle de Elorz). La imagen titular moderna sustituyó a la original, que se exhibe en el Museo Diocesano de la capital navarra, y que era un ejemplar medieval del siglo XIV. En el lado opuesto encontramos otro retablo, dedicado a San José, idéntico al ya descrito y procedente igualmente de Otano. La imaginería es contemporánea a la mazonería, salvo la imagen titular que es del XVIII.

Por otra parte, en la cima del monte Arañotz se encuentra la ermita de Santa Lucía. De planta rectangular, muy alargada, terminada en testero recto, tras el cual se alinea una pequeña sacristía. El tejado es a doble vertiente, y lleva estructura de madera. La imagen titular es una talla de bulto de Santa Lucía, realizada en el año 1866 por el escultor pamplonés Pedro María de Eguaras.

Fuente de Iraizotz

Iglesia de San Martín, en Iraizotz

FIESTAS

El 17 de enero se celebra la festividad de San Antón.

En febrero se celebran los Carnavales; sobre esta fiesta popular, el etnógrafo Juan Garmendia Larrañaga escribió un estudio sobre el carnaval en Iraizotz a principios del siglo XX: “En los «iyoteak» de Iraizotz figuraban dos grupos de jóvenes: el de los «mutikoak» o muchachos de doce a diecisiete años, y el de los «mutillek», solteros mayores de diecisiete años. Cada cuadrilla de éstas contaba con dos «mutil nagusiak» o mayordomos. Para las fiestas patronales prestaba su concurso el grupo de chicas o «neskatxak», con dos «neska-etxekoandriak» o mayordomas. Estos grupos o cuadrillas mentados se responsabilizaban de preparar las distintas celebraciones anuales, de carácter local. [...]”

El primer Sábado de Junio, se celebra en Iraizotz la romería a la ermita de Santa Lucía ubicada en la cima del monte Arañotz, en cuyas campas los asistentes se desperdigan para preparar la comida y pasar una plácida tarde.

Las fiestas patronales de Iraizotz se celebran del 14 al 18 de septiembre.

Romería a la Ermita de Santa Lucía, en la cima del Monte Arañotz
EMPRESAS Y SERVICIOS EN IRAIZOTZ

Ir a la página de Pueblos de Ultzama

© J.J. Urtasun & Ana O. 2011- 2017.   |   Aviso legal   |   Contacto