Los pueblos de Ultzama | Larraintzar / Larráinzar

LARRAINTZAR / LARRÁINZAR

Larraintzar es uno de los concejos que componen el ayuntamiento del Valle de Ultzama, y ejerce de capital administrativa y social del municipio, ya que en esta localidad se encuentran la Casa Consistorial, el Colegio Público, el Centro de Salud, el frontón-polideportivo y las piscinas municipales. El concejo ocupa una superficie de 5,04 km2, está ubicado en la parte Oeste del Valle de Ultzama, encontrandose a una altitud de 560 m. y en la orilla derecha del río Arakil. Limita al Norte con el monte comunal, al Sur con Gorrontz y Beunza, al Este con Lizaso y al Oeste con Auza. La población del concejo, en 2016 era de 122 habitantes (fuente: INE).

IMÁGENES DE LARRAINTZAR
VÍDEO CON IMÁGENES DE LARRAINTZAR (Autor: E. López Espelta)
ALGUNOS DETALLES HISTÓRICOS SOBRE LARRAINTZAR

El nombre de Larraintzar alude a las “eras viejas”, ya que el topónimo procede del vasco larrain (era) y za(h)ar (vieja).

En 1575 el valle de Ulzama se vio envuelto en un proceso de brujería. Entre otras brujas, figuraban algunas de Larraintzar. El bachiller Ozcoidi se trasladó a Ultzama, efectuando algunas detenciones. En este caso se impuso la moderación gracias a los buenos defensores que encontraron los acusados entre sus convecinos. La primera de las sentencias condenó a tres acusados a cinco años de destierro, pero fueron posteriormente rebajadas sus penas al pago de una pequeña multa.

Al final de la guerra napoleónica, en el año 1813, se estableció en Larraintzar un hospital para el cuidado de los numerosos heridos de las tropas aliadas y de los guerrilleros de don Francisco Espoz y Mina.

El 26 de diciembre de 1822 tuvo lugar un combate en Larraintzar entre tropas constitucionales y una partida realista, con resultado desfavorable para esta última. La primera guerra carlista comienza en 1833. Una masa de campesinos y clases urbanas bajas se había levantado en armas contra el ejército liberal preferentemente en las provincias vascas y Cataluña. Don Carlos pasará la frontera de Francia a Navarra en 1834 y se establece con su corte en las provincias vascas. Las fuerzas liberales al mando de Rodil estuvieron a punto de cogerle en Larraintzar el 12 de julio de 1834. Gracias a un labrador de Larraintzar llamado Esain, que le llevó a un lugar seguro, pudo Don Carlos salvarse. Como reconocimiento por haberle salvado la vida, Don Carlos concedió a Esain el título de conde de la Casa de Esain. El 29 de mayo de 1835 tiene lugar la famosa batalla de Larraintzar, tan favorable para los carlistas.

Antes y después de las reformas municipales de 1835-1845 Larraintzar formó parte de un único ayuntamiento del Valle de Ultzama, aunque gozase de autonomía que los demás pueblos del valle, para resolver sobre sus asuntos exclusivos.

Existe documentación de 1847 en la que se indica que el concejo de Larraintzar contaba con dos escuelas, una de niños y otra de niñas, a las que acudían respectivamente 50 y 20 alumnos; ambas se sostenían por la Fundación Maestría de Larraintzar, institución creada en 1927 por Miguel de Arístegui de Ziganda, con el fin de proporcionar la enseñanza Primaria gratuita a los niños y niñas de la localidad y los de los concejos de Auza, Gorrontz y Lizaso. La fundación permitía dotar al maestro con 3.460 reales y a la maestra con 1.127.

En esta época el curato era de provisión vecinal; los caminos eran locales y de estado no demasiado acondicionados; se recibía el correo desde Pamplona por el valijero del valle y funcionaba un molino harinero.

ARTE

En arquitectura civil lo más interesante de Larraintzar es su caserío, compuesto de grandes casas, la mayoría del siglo XVIII y algunas del XIX.

Próximo a la Venta de Larraintzar se encuentra un puente románico.

La iglesia está consagrada a San Pedro, es de tipo renacentista ya que la anterior fue destruida por un incendio en 1564 y, al parecer, fue un indiano llamado Miguel Tomás de Aríztegui, residente en Méjico y probablemente natural de este lugar, quien sufragó las obras de la nueva fábrica, entre 1827 y 1830, siguiendo las trazas dadas por el arquitecto Fidel Villanueva.

La iglesia tiene una planta de cruz latina, con una única nave dividida en tres tramos, transepto marcado en planta y cabecera recta. A la cabecera se adosa por el lado de la Epístola una sacristía de planta cuadrada, que tiene su estancia simétrica en el lado opuesto.

Parroquia de San pedro, en Larraintzar

También por el lado meridional se adosa un pórtico de piedra, al que se accede por una breve escalinata, mientras que por el lado del Evangelio seaprecia un cuerpo para alojamiento de una escalera.

El retablo mayor va dedicado a San Pedro, y los dos retablos colaterales a la Inmaculada y a San José, respectivamente. Son todos modernos, aunque realizados siguiendo parámetros renacentistas. Toda su imaginería es moderna, a excepción de un Crucificado barroco que preside el ático del retablo mayor.

La pila bautismal es medieval, y procede de la ermita de Udotz, iglesia del homónimo despoblado medieval. Consta de pedestal circular, fuste cilíndrico que parece un añadido del XVI, y taza también cilíndrica, decorada con arquillos de medio punto.

En el muro septentrional encontramos un Crucificado romanista, de principios del siglo XVII. Cristo se representa muerto, con ojos y boca entreabiertos y anatomía bien conseguida.

En la sacristía encontramos otro Crucificado, barroco esta vez, y un Niño Jesús moderno, así como una serie de objetos de orfebrería.

Pila bautismal de la Parroquia de San pedro, en Larraintzar
FIESTAS

Larraintzar celebra sus fiestas patronales el primer domingo de agosto.

EMPRESAS y SERVICIOS EN LARRAINTZAR

Ir a la página de Pueblos de Ultzama

© J.J. Urtasun & Ana O. 2011- 2017.   |   Aviso legal   |   Contacto